YEZTLI: Ginecologia natural | Trapitos menstruales y de incontinencia
749
page-template-default,page,page-id-749,mkd-core-1.1,ajax_fade,page_not_loaded,,burst child-child-ver-1.0.0,burst-ver-1.8.1, vertical_menu_with_scroll,transparent_content,woocommerce_installed,blog_installed,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2,vc_responsive

¿Qué son los trapitos menstruales y de incontinencia?

Los trapitos son toallas femeninas de tela, también son conocidas como “toallitas” o “compresas”. Puedes usarlas para absorber menstruación o cantidades leves de orina. Son la opción preferida de mujeres que quieren estar cómodas sin usar nada internamente.

¿Cómo funcionan estos trapitos?

Funcionan como cualquier toalla sanitaria, pero la diferencia es que son lavables y reusables, por lo tanto ecológicas.

“Una toalla sanitaria (también conocida como toalla femenina, compresa, toalla higiénica o pantiprotector) es un absorbente usado por mujeres durante el periodo menstrual, en casos de sangrado post parto o en cualquier situación durante la cual sea necesario absorber el fluido de sangre vaginal.” (Definición tomada de Wikipedia)

En la mayoría de los casos, los trapitos menstruales llevan alas porque no usan ningún tipo de pegamento y requieren de las alitas para sujetarse a las pantaletas.

Los trapitos menstruales en general cumplen con estas caracterísitcias:

1. Están hechas de materiales suaves y principalmente de algodón ya sea en crudo o con estampados.
Esto quiere decir que estas toallas permiten que la piel respire evitando malos olores, sudoración o roces incómodos con la piel. No llevan ningún tipo de producto químico como geles absorbentes o armoatizantes lo que las hace perfectas para mujeres y niñas con pieles delicadas.

2. Son cómodas y prácticas. No rozan, no incomodan, ofrecen varias horas de absorción dependiendo de su tamaño.

3. Son lavables. Después de usarlas puedes guardarlas en su estuche impermeable y al llegar a casa las pones en remojo sin ningún tipo de jabón. Luego se enjuagan y el agua resultante puede usarse para regar las plantas. Posteriormente pueden lavarse con jabon en la lavadora o a mano.

4. Son reusables. Si, pueden reusarse hasta por 3 años si se les cuida bien. Simplemente la lavas, secas y vuelves a usar.

5. Son ecológicas y económicas. Al no deshecharse ahorran cientos de toneladas de basura (lee este artículo para aprender más), además de que no gastas cada mes en toallas o tampones.

 ¿Cómo se usan la toallas femeninas?

VIDEO

¿Quieres añadir una de nuestros trapitos a tu carrito? Elígelo:

¿Tienes preguntas?

boton preguntas frecuentes2

Historia

“Las compresas han sido mencionadas desde tiempos remotos. En la enciclopedia Suda se cita que Hipatia aventó un “trapo femenino” a un admirador suyo en un intento de alejarlo. A través de los tiempos las mujeres han usado diferentes formas de protección menstrual. El Museum of menstruation muestra artículos y fotos sobre la formas primitivas de protección, incluyendo entre otras cosas, compresas, almohadillas tejidas y delantales menstruales. Con frecuencia utilizaban tiras dobladas de ropa vieja (trapos) para retener la sangre.” (Wikipedia)

Los trapitos menstruales han sido la opción más usada a lo largo de la historia de las mujeres. Cuando no existían telas o tejidos, en tiempos muy remotos (y aún hoy en algunas comunidades indígenas alejadas) las mujeres usaban compresas (envolturas) de plantas emolientes que además de contener la sangre proporcionaban sus cualidades medicinales a la mujer. Luego este hábito cambió por el uso de telas  envueltas o dobladas. “Fue durante la primera guerra mundial que los desechables hicieron su primera aparición” (Museo de la menstruación).

Al ser una necesidad básica de la mujer, se ha vertido mucha creatividad a lo largo de la historia en la confección de estas prendas, al punto en que hoy en día los trapitos menstruales tienen diseños muy prácticos, coloridos y absorbentes; la mayoría tienen alitas que impiden que se muevan de la pantaleta y ya están confeccionadas con diseños anatómicos que las hacen más cómodas y facilitan su lavado.