YEZTLI: Ginecologia natural | Preguntas frecuentes sobre tampones de esponja marina
877
page-template-default,page,page-id-877,mkd-core-1.1,ajax_fade,page_not_loaded,,burst child-child-ver-1.0.0,burst-ver-1.8.1, vertical_menu_with_scroll,transparent_content,woocommerce_installed,blog_installed,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2,vc_responsive

Elige tu pregunta del listado de abajo, si no la encuentras contáctanos para responderla.

¿Cómo la inserto?

Lávate bien las manos antes de colocar la esponja. Moja la esponja y escurre el exceso de agua. Apriétala con la mano hasta conseguir el tamaño deseado e introdúcela a tu vagina de forma segura y cómoda.

¿Cómo la extraigo?

Las esponjas son suaves, resistentes y fáciles de extraer. Simplemente localiza la esponjita y jálala con cuidado. No va a romperse si la sacas con los dedos así que no te preocupes por eso. También puedes coser un hilo de algodón o seda dental a la esponja para facilitar su extracción (tipo tampón), pero no olvides que el hilo sí puede romer la esponja si jalas demasiado fuerte.

¿No tendré derrames o fugas?

Las esponjas son muy absorbentes, sin embargo, cuando llegan a su límite de capacidad comienzan a gotear. Es muy importante que si sales a realizar tus actividades con la esponja trates siempre de vaciarla en cualquier oportunidad que tengas (aunque no esté completamente llena) y si no dispones de baños públicos con frecuencia puedes usar un pantiprotector de tela (ve nuestros trapitos menstruales) para asegurarte de que no te mancharás.

¿Cuándo debo enjuagarla?

Tu propio ciclo menstrual te dará la pauta de esto, ya que depende del sangrado de cada día porque no todos los días tenemos la misma cantidad. Se recomienda enjuagarla cada tres horas. En el primer ciclo que la uses acompáñala de un pantiprotector para evitar accidentes.

¿Puedo recortarla o dividirla en dos?

No hace falta que la recortes, puedes darle forma con tu mano cuando la humedeces. Si la encuentras muy grande o te incomoda puedes recortarla un poco, pero es mejor que lo hagas sólo cuando tienes muy claro el tamaño que deseas y siempre respetando la forma de la esponja. Si pretendes dividir una esponja en dos, considera que la capacidad de absorción va a reducirse a la mitad también, no es recomendado ya que la esponja fue creada con una forma determinada para adaptarse a las formas de la vagina.

¿Puedo usarla si mi piel es sensible o tengo alergias?

Si eres alérgica o tu piel es muy sensible usa la esponja durante tres horas, siente si tu cuerpo la recibió bien, si te sientes un poco irritada descarta su uso. La esponja marina es apta para muchas mujeres, sin embargo NO es hipoalergénica. Si tu piel es sensible te recomendamos más usar la copa menstrual que si es hipoalergénica.

¿A partir de qué edad puedo usarla?

La esponja es muy cómoda y suave. Puedes usar la talla pequeña a partir de los 11 años. Sólo debes ser muy cuidadosa al insertarla y extraerla para no lastimarte.

¿Puedo usarla si soy virgen?

Si eres virgen puedes utilizar la esponja marina. Lo único que debes considerar es que la inserción y extracción deben hacerse con mucho cuidado para evitar la ruptura del himen.

¿Puedo usarla si tengo un DIU?

Si puedes usarla, es muy moldeable y no afecta al DIU en ningún aspecto.

¿Puedo tener relaciones sexuales con ella?

Si, de hecho muchas mujeres la usan para sentirse más limpias en esos momentos románticos durante su menstruación.

¿Puedo usarla para contener el sangrado post-parto?

Después de un parto natural la vagina queda muy sensible además de que la musculatura está distendida, la esponja en ese momento no es recomendable pues, aunque puede esterilizarse y esté muy limpia el cérvix queda un poco abierto y no quieres correr ningún riesgo. La esponja es porosa y si no está perfectamente limpia puede generar algún problema. Puedes comenzar a usarla en cuanto venga tu primer sangrado posterior al sangrado postparto. Cuando se trata del parto por cesárea es más factible su uso ya que el cérvix no está abierto ni hay acceso de bacterias al útero en cicatrización.

¿Cómo la cuido y limpio?

Los jabones fuertes no son aconsejables para limpiar las esponjas porque dejan una película que interfiere con el pH natural de la vagina. Es preferible un jabón suave y natural. Siempre que la guardes asegúrate de que esté bien seca y limpia. Puedes darle baños de sol.

¿Puedo desinfectarlas?

Hay varias maneras de desinfectar las esponjas una vez acabado tu ciclo (no hace falta que lo hagas cada vez que las usas durante un ciclo menstrual, sólo al final).

1. Prepara una solución de 1 cucharada de bicarbonato de sodio en una taza de agua tibia y déjalas remojar algunas horas.

2. Prepara una solucion de 1 cucharada de vinagre blanco en una taza de agua tibia y déjalas remojar algunas horas.

3.Puedes usar unas 4 gotas de tea tree en un vaso con agua tibia. Déjalas remojar unas horas. Se ha demostrado que el tea tree es un aceite germinicida muy efectivo llegando a combatir hasta 60 tipos de bacterias, entre ellas el estafilococo Aeurus. Además elimina los olores.

¿Puedo blanquearlas?

Prepara una solución de media taza de agua con media taza de agua oxigenada, déjalas remojar durante unas 6 horas y las esponjas saldrán más blancas y limpias.

¿Por qué mi esponja guardó olores y cómo quitarlos?

La esponja guarda olores si no la desinfectas al final de tu ciclo. Si tiene algún olor ponla a remojar en un vaso con agua y tres gotas de aceite esencial de tea tree. Siempre déjala guardada en un lugar ventilado de esta manera ya no guardará ningún olor.

¿Cómo deshecho la sangre?

Qué hacer con la sangre depende mucho de dónde estás. Cuando estás en casa puedes hacer el lavado de la esponja con agua en algún recipiente para luego verter la sangre en la tierra de alguna maceta, verás cómo tus plantas crecen de lo lindo. Si te ubicas en el campo también puedes limpiarla y vaciarla directamente en la tierra. En baños públicos tienes dos opciones, una es asegurarte que el agua del baño se va correctamente al drenaje y después exprimir ahí tu esponja y limpiarla con agua que lleves en una botella. También puedes llevar alguna botellita oscura donde puedes meter la sangre y después vaciarla en el lavabo cuando nadie te vea (si no quieres que te vean) o en alguna maceta. Poco a poco irás aprendiendo cómo vaciarla discretamente.

Si no encuentras tu pregunta por favor contáctanos o déjanos un comentario.

Si tu pregunta está relacionada con la compra del producto

puedes leer nuestros términos y condiciones.