I. Primeros auxilios en la cocina

cocina_antigua3_ Por el camino hemos aprendido que es en la cocina donde muchos de los secretos femeninos sobre herbolaria se han guardado a lo largo de los siglos. El proceso de cocción de los alimentos y su condimentación en las cocinas tradicionales se basa en estos conocimientos para mantener la salud y bienestar de la familia, alimentando su sangre y energía.

Muchos de los remedios herbolarios para ofrecer primeros auxilios o sanar enfermedades leves provienen del arte culinario que siempre ha ido de la mano de la medicina. Hasta hace unas décadas fuimos las mujeres quienes custodiamos muchos de estos secretos que comida a comida se van desvaneciendo en el inconsciente colectivo porque las mujeres cada día estamos más lejos de la casa y las actividades de la cocina. La idea es crear un recetario donde podamos vertir este conocimiento y así no olvidarlo…

En nuestra propia cocina podemos encontrar muchos de los ingredientes que pueden ser suficientes para lidiar con resfriados, bloqueos digestivos, quemaduras leves, dolores, heridas, y otras dolencias. Todos estos tratamientos se preparan al calor del fuego de la estufa y están a la mano en cualquier momento si tenemos nuestra despensa más o menos surtida.

Es en casa también donde debemos permanecer cuando estamos enfermas o nos sentimos mal, sin embargo la misma actividad del día a día que nos mantiene lejos de casa es la que nos impide sanarnos rápidamente. En sí, modificar nuestros hábitos de conducta es una de las claves para evitar la proliferación de una enfermedad o controlar un padecimiento crónico.

Por esto, el primer tema que queremos tratar en este capítulo es el protocolo de cuidados básicos de un tratamiento de herbolaria.

  1. Mantener una dieta adecuada: comer con poca sal, muy poco azúcar (dos o tres cucharadas al día), no consumir alimentos derivados o provenientes del cerdo o res, evitar alimentos industrializados (incluidas las harinas o pastas) y lácteos.
  2. Evitar el picante en cualquier cantidad a menos que forme parte del tratamiento (el chile se usará como medicina). Comer picante puede generar indigestión al mezclarse con los remedios.
  3. Cuidar el cuerpo de los climas: Podemos saber qué clima es el que nos ha atacado cuando tenemos una reacción negativa inmediata (de 3 a 24 horas) después de estar expuestos a ellos. En casos de calor, como la deshidratación o la insolación, lidiamos con una “enfermedad de calor”, en casos como un resfriado lidiamos con una “enfermedad de frío”. Durante el tratamiento tenemos que cuidarnos de cualquier exceso en los climas y sobre todo del viento frío o caliente.
  4. Ser pacientes: Estamos muy acostumbradas a los remedios inmediatos que puede ofrecernos la medicina halópata y cuando nos sentimos mal nos gustaría ver resultados más rápidos, sin embargo es importante entender que las hierbas trabajan de manera más lenta, restableciendo el equilibrio de nuestro cuerpo integralmente. Normalmente un tratamiento de hierbas debe hacerse por tres días, tomando el preparado de 3 a 4 veces diarias (Puedes preparar un litro y tomarlo durante el día).
  5. No mezcles tratamientos, trata de curarte en casa, dale tres días para sentirte mejor, si no ves mejoría y decides llevar algún otro tratamiento, suspende lo que estés tomando en casa para que un médico prescriba una receta según su diagnóstico.
  6. El descanso físico y mental es indispensable para recuperar la energía, mejorar el cuerpo y permitir que la energía de las plantas actúe.

Considerando lo anterior es más probable obtener resultados positivos en los procesos de curación soportados por las plantas, como los que presentaremos más adelante. En nuestra próxima publicación encontrarás algunos de las dolencias que puedes mejorar y la forma de hacerlo desde tu propia cocina.

limon-y-miel_gargantaDeshidratación: limón, miel, sal.

En un litro de agua añade el jugo de un limón, una cucharada sopera de miel de abeja (no azúcar) y la punta de una cucharada de sal. Beber poco a poco. Refrescar la corona con un paño húmedo y descansar en la sombra aflojando la ropa.

Dolor de cuerpo: vinagre de manzana, sal.

Baño de tina (puede ser de manos, pies o todo el cuerpo) en agua caliente con sal marina (una taza para una tina) y vinagre de manzana preferentemente. En dolores por reumas agregue una cocción de romero y tomillo.

Dolor de estómago y flatulencias: orégano, laurel, cilantro.

En un litro de agua pon cuatro puños de hierba fresca (8 cucharadas soperas). Puedes usar una mezcla proporcional de las siguientes hierbas o una sola de ellas si no tienes más: orégano, laurel, cilantro.

 Dolor de estómago y cólicos (gases en el interior): tomillo, menta, albahaca, gengibre.jengibre

Hervir una rodaja de 1 cm de alto de gengibre durante 20 minutos, agregar tomillo, menta, albahaca, medio puñado de cada una. O preparar solo una de cualquiera de las tres también ayuda, el tomillo, la menta y la albahaca sólo se hierven 5 minutos.

 Dolores y cólicos menstruales: manzanilla, canela.

Si se alivian con calor se recomiendan tes de canela, en un litro de agua pon a hervir una varita de canela de uno 10 cm de largo durante 15 minutos, agrega un puñado de manzanilla y hierve por 5 minutos más. Tómatelo y descansa, no olvides concentrarte en tu proceso personal e intenciones al tomarlo. Evita los absorbentes menstruales internos y sonidos estridentes. Usalo mientras tengas dolor y un día más.

Infecciones: Sal, vinagre, romero

Solución salina: medio litro de agua pura y 4 cucharadas de sal marina. Agitar hasta disolver, puede usarse para curar heridas que necesitan de sequedad para sanar, y para eliminar colonias de bacterias en la garganta u otras partes del cuerpo. Usar después del baño, antes de dormir por tres días.

Cocción de romero: pon un litro de agua a hervir y agrega 4 puñados de hoja de romero, hierve durante 8 a 10 minutos y úsalo para lavar heridas infectadas o en proceso de infección.

Vinagre blanco (uva): se usa para muchos casos pero sobre todo se le conoce por su efecto antiséptico ya que es ácido acético, un excelente desinfectante que también evita la proliferación de bacterias, por lo cual es tan utilizado en las conservas alimenticias.

ajos-y-cebollasIrritación de la garganta: ajo, cebolla, miel, limón, sal.

Gárgaras: En un vaso chico con agua purificada pon una cucharada de sal y revuelve. Has gárgaras con esta solución salina y si sientes picor en la nariz lava tus fosas nasales inhalando el agua con cuidado antes de dormir .Por la mañana puedes hacer gárgaras de limón puro con un poco de sal. Házlo durante tres días (no comas o tomes agua ni te laves los dientes hasta después de dos horas).

Jarabe: Prepara un jarabe con 10 cucharadas soperas de miel, una cebolla picada finamente, 3 dientes de ajo picados finamente, dos limones, y si tienes, pon un puñito de hojas de salvia y/o 60 gotas de propóleo. Déjalo reposar al sol durante un día y toma una cucharada por la noche (sólo debe tomarse la miel, no los trozos de cebolla o ajo). Tómalo cuando sientas resequedad en la garganta durante 3 días.

Parásitos: epazote

Pon un puño de hierba fresca (dos cucharadas seca) en una taza de agua a hervir por 5 minutos. Tomar en ayunas una taza, durante 7 días.

 Piquetes de abeja o insectos (no aplica para alacranes, ni arañas!). Ajo.

Succionar el veneno haciendo ventosa con la boca y aplicar ajo partido a la mitad, no lo dejes por mucho tiempo (max. 15 min piel adulta, 10 min. niños, 5 min. Bebés).

Piquetes de alacrán:

Quienes vivimos donde hay alacranes solemos recolectar a los que vamos encontrando y ponerlos en una botella de mezcal (los güeros con los güeros y los negros con los negros) esto hace un suero que podemos tomar en caso de piquete mientras recibimos otros cuidados. Se recomienda aspirar la zona afectada por el veneno con una ventosa que puede hacerse con la boca cuidando de no tragar el veneno, la fuerza de esta aspiración implica salida de sangre, debería ser realizada por la misma persona que recibió el piquete.

Piojos: vinagre de manzana, mayonesa.mayonnaise in red line sauce-boat with curly parsl

Humedece la cabeza con vinagre de manzana mojando todo el cabello y cuero cabelludo, déjalo durante 2 horas y peina con un cepillo para eliminar piojos, puedes usar también mayonesa en ese proceso porque sus grasas evitan que los bichos se sujeten al cabello.

Quemaduras de sol y fuego leves: papa, vinagre de manzana, azúcar.

Coloca rebanadas de papa en las zonas lastimadas (absorbe el calor, refresca y humecta) y cámbialas cuando las sientas calientes por una fresca. También se puede poner un poco de vinagre de manzana sobre la herida.

En quemadas más grandes sin piel abierta, puedes también poner azúcar un poco remojado en agua o puro.

Sangrados leves (cortes): cebolla.

Enjuaga la herida con agua fría. Pela una cebolla y retira la piel más delgada y transparente de su parte interior, Usa esta capa transparente como un bendaje sobre heridas como cortes de papel, cuchillo o similares. Debe parar el sangrado y ayudar a la cicatrización, no duele, es ideal para los niños.

ATENCIÓN: Se recomienda a las mujeres embarazadas abstenerse de ingerir cualquiera de las siguientes plantas pues son emenagogas o pueden generar contracciones: prejil, tomillo, salvia, poleo-menta, epazote, gengibre, ajo crudo.

Esperamos que esta información te funcione y si tienes alguna receta para compartir déjanos un mensaje, hasta pronto!

VOLVER AL MENÚ MUJERÍAS

Licencia de Creative Commons
Blog Yeztli: gyn-ecología by yeztli.com está registrado en Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en yeztli.com.

2 Comments

  1. Alejandra Padilla | jun 18th 2014

    Nada más me gustaría agregar que yo pongo finas rebanadas en mi rostro ya limpio por la noche, y así me duermo, ya por la mañana retiro las que quedaron adheridas…es excelente!!

    Reply
  2. Alejandra Padilla | jun 18th 2014

    En lo personal he probado el remedio de la papa en quemaduras, y puedo decir que es maravilloso el resultado, la piel se recupera de forma rapidísima,mejor que cualquier pomada o crema de renombre. Ampliamente recomendada, gracias por compartir probaré las demás opciones.

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

2 Comments

  1. Alejandra Padilla | jun 18th 2014

    Nada más me gustaría agregar que yo pongo finas rebanadas en mi rostro ya limpio por la noche, y así me duermo, ya por la mañana retiro las que quedaron adheridas…es excelente!!

    Reply
  2. Alejandra Padilla | jun 18th 2014

    En lo personal he probado el remedio de la papa en quemaduras, y puedo decir que es maravilloso el resultado, la piel se recupera de forma rapidísima,mejor que cualquier pomada o crema de renombre. Ampliamente recomendada, gracias por compartir probaré las demás opciones.

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>