Gyn-ecología | El Tao de la mujer, sexualidad y salud ovárica
11315
post-template-default,single,single-post,postid-11315,single-format-standard,mkd-core-1.1,ctcc-exclude-AN,ajax_fade,page_not_loaded,,burst child-child-ver-1.0.0,burst-ver-1.8.1, vertical_menu_with_scroll,transparent_content,blog_installed,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

La Medicina Tradicional China (MTC) tiene mas de 2 mil años de historia empleando técnicas ancestrales para mejorar la fertilidad y apoyar el bienestar holístico de la mujer. Bajo esta filosofía se entiende que todas las enfermedades, incluyendo los problemas ginecológicos como quistes, miomas y hasta la infertilidad son causados por un desequilibrio de Qi (o fuerza vital) que afecta el funcionamiento saludable de uno o más de los órganos del cuerpo.  Cuando el Qi fluye de manera libre por cada célula, tejido y órgano del cuerpo, todo nuestro ser está siendo nutrido de manera efectiva y por ende funciona en perfecta armonía.

Conforme al enfoque de la MTC, la salud y equilibrio ginecológicos dependen principalmente del funcionamiento óptimo de los riñones en primer lugar -y en segundo del bazo y el hígado- ya que los riñones son los responsables del control de la liberación de cada óvulo y de la creación de una sustancia llamada Jing Qi, crucial para nuestra salud ovárica y equilibrio hormonal.

En este sentido, la práctica ancestral china del huevo vaginal empleando el jade no es mera casualidad o sorprendente, dado que este mineral cuenta con un estatus privilegiado en la historia de diversas culturas iniciáticas (como la maya y la maori entre otras) debido a sus cualidades terapéuticas y atributos de protección, bienestar y prosperidad.  Curiosamente, y no obstante la distancia geográfica entre estas culturas milenarias, todas coinciden en el aporte del jade en la purificación y desintoxicación de los riñones, tanto así que uno de los nombres por los cuales se conoce este preciado cristal es ‘lapis nephriticus’ (la piedra de los riñones).

La practica del huevo de jade taoísta consiste así en la realización de diversos ejercicios de tonificación pélvicos y vaginales en conjunción con meditaciones en movimiento y visualizaciones específicas como los Sonidos Curativos, la Respiración Ovárica, el Auto-Masaje Pectoral y la Respiración de Riñones. Esta práctica milenaria no solamente incrementa nuestra sensualidad natural, nuestra sensibilidad y capacidad de respuesta orgásmica sino que además nos enseña a canalizar el Qi generado durante estos ejercicios para nuestra autosanación.

 

Conforme al proverbio Zen, “donde pones el pensamiento, viaja la energía” y las prácticas taoístas de la mujer nos per

miten emplear este Qi para tonificar, rejuvenecer y cualquier obstáculo energético o fisiológico que esté afectando el funcionamiento óptimo de cualquiera de nuestros órganos, incluyendo por supuesto los riñones y los ovarios.

 

En China, el jade se considera una representación  del semen solidificado del dragón, ese personaje mítico representativo por excelencia de la fuerza Yang –o masculina- que al ser insertado en la parte más Yin –o femenina- de nuestro cuerpo produce la Alquimia Interior, convirtiendo a esta práctica no solamente en una terapia curativa, sino también en una práctica espiritual de manejo de energía sexual.

Como puedes ver, en la practica taoísta, la conexión con nuestro cuerpo de mujer, el despertar de la sensibilidad sexual, el manejo de esta energía y la salud ginecológica van todos de la mano, así que  ¡No hay pretextos, hermosas mujeres! ¡A trabajar!

La palabra Tao significa ‘camino’ y si bien las prácticas mencionadas aquí se basan en conocimientos ancestrales chinos, el Camino correcto para cada una, el Tao de la Mujer, es aquel que cada una de nosotras elige como la vía idónea para nuestro desarrollo personal, emocional y espiritual. Te invito a explorar y a caminar Tu Camino hacia la plenitud, salud, armonía y tu belleza intrínseca de mujer.

Mayella

 

REFERENCIAS

Giovanni Maciocia, Obstetrics and Gynecology in Chinese Medicine, Churchill Livingstone, New York, 1998

Bob Flaws, A Handbook of Menstrual Diseases in Chinese Medicine, Blue Poppy Press, Boulder, Colorado, 1997

Robert Simmons & Naisha Ahsian. The Book of Stones. North Atlantic Books. 2007

Comenta aquí