Gyn-ecología | Preparándome para el embarazo
11342
post-template-default,single,single-post,postid-11342,single-format-standard,mkd-core-1.1,ctcc-exclude-AN,ajax_fade,page_not_loaded,,burst child-child-ver-1.0.0,burst-ver-1.8.1, vertical_menu_with_scroll,transparent_content,blog_installed,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

En esta ocasión quisiéramos compartirles algunos consejos para que aquéllas que desean embarazarse y quieren prepararse con tiempo, si no es tu caso ¡No importa, no dejes de leer! Seguro conoces alguna mujer que desea tener hijos y muchas veces no saben cómo comenzar… y probablemente algún día querrás… y algo recordarás.

¿Cuándo comenzar la preparación?

Muchas mujeres se la pasan años preparándose económica y profesionalmente para lograr tener una familia y no se embarazan hasta no tener casa, trabajo, auto y ahorros… otras lo deciden y lo hacen con la esperanza de que el bebé “traiga un bolillo bajo el brazo”, algunas ni siquiera esperan al príncipe azúl y deciden hacerlo solas como sea… Estas circunstancias serán decisiones muy personales y cambiarán de mujer a mujer, pero una vez que te sientes lista para crear una vida, un desbordante deseo de embarazarte te embriaga y te sientes lista física y mentalmente para hacerlo.

Si ya sientes que el deseo de crear vida es inmenso, te sientes segura emocional y económicamente y estés dispuesta a hacer los cambios que en tu vida implica tener un bebé (principalmente se trata de soltar…), es un buen momento para comenzar la preparación.

Cuando una mujer tiene una fertilidad “normal” (es decir es 100% fértil), el consejo común es que la preparación deberá comenzar 3 meses antes de concebir, es decir, de encargar al bebé. Esta preparación implica observar nuestro ciclo y aprender a detectar la ovulación ¡Para no tardar un año en embarazarnos! Será básico dejar algunos hábitos como: fumar, tomar alcohol, café cafeinado y algunos medicamentos; también es necesaria una desintoxicación física del hígado y sangre, un tratamiento para subir las defensas corporales y se recomienda mucho una terapia para fortalecer los riñones, además de tomar vitaminas para fortalecer la sangre con Hierro. Obviamente si padeces algún tipo de enfermedad será mejor curarla antes de alimentar un bebé con tu sangre y energía que necesitarás para sanar.

¿Qué debo hacer para prepararme en esos tres meses?

Nosotras solemos recomendar, como primera cosa, que consigas una doula. Antes que un ginecólogo o un médico general una doula será una mejor166045_420240678018057_7685972_n guía desde el momento en que deseas el embarazo. En nuestro boletín anterior hablamos de las ventajas que esta profesional del embarazo puede darnos, y sin duda será una guía importante para hacernos sentir seguras en que estamos tomando el camino correcto si pensamos tener un embarazo más natural, con un parto natural o atendido por una partera. Muchas mujeres se sienten más seguras de la mano de un médico ginecólogo, sin embargo es importante destacar que ¡El embarazo no es una enfermedad, por lo tanto no requerimos de un médico!Sí necesitamos guía y cuidado, pero creemos conveniente que estos consejos vengan de una mujer que haya parido y tenga experiencia lidiando con panzas y bebés (ya sea una doula o una partera), pues tienen concepciones y preparación completamente diferentes a las de un médico. El médico sin duda será importante en caso de que hayan complicaciones fuertes o enfermedad en el proceso, pero ahora que estamos hablando de preparación es mejor no pensar en esto ni atraer esos pensamientos negativos a nuestra mente.

¡Se optimista, confía en tu cuerpo, en tu naturaleza salvaje y en tu capacidad de dar y traer vida naturalmente! Sobre todo: confía en la sabiduría ancestral femenina.

Comienza a rastrear tu ovulación. Muchas mujeres se desesperan mucho al no lograr embarazarse a la primera, pueden tardar hasta un año o más en el intento y no se puede y no se puede… y no tienen problemas de fertilidad pero no lo logran ¿A qué se debe? En muchas pacientes encuentro que nuestra mente es tan poderosa que puede convencerse a si misma de no tener hijos nunca jamás a base de repetirlo año tras año desde la juventud y el día que comienza a intentarlo en ña madurez no puede, para estos casos habrá que hacer el proceso contrario, concentrarse en que si queremos tener un hijo y sí podemos (pero habrá que hacerlo con ahínco pues no queremos tardar tantos años…meditando, concentrándonos, llamando a ese ser e invitándolo a bajar a nosotras). Sin embargo, la mayoría de casos de mujeres sin problemas de fertilidad que no pueden embarazarse es porque simplemente no conocen su ciclo, no saben cuáles son sus días fértiles y sus ovulaciones pasan desapercibidas durante varios meses.

En Yeztli ofrecemos varias opciones para lograr esto, la primera son los cursos de Fertilidad Consciente, la segunda es la Guía de Fertilidad Consciente y la tercera es el microscopio detector de ovulaciones a base de saliva llamado Ovatel

Revisa tus riñones y tonifícalos. Pocas de nosotras lo sabemos, pero nuestros riñones son los órganos que más trabajan durante nuestro embarazo pues son los encargados de mantener la esencia vital y la energía de nuestro cuerpo circulando, son también responsables del manejo de las aguas y nutrientes que irán destinados a nuestro útero para crear el líquido amniótico en el que flotara y se alimentará el bebé y de deshacerse de todas las toxinas que hay en los líquidos que circulan por nuestro cuerpo. Además, según la medicina tradicional, el riñón es el custodio de la información genética que pasaremos a nuestra descendencia y darán la fuerza al bebé para crecer sano, fuerte y sin problemas.

Dependerá de ti la manera en que quieras preparar tus riñones y las medicinas alternativas tienen muchas opciones buenas, bonitas y baratas… para esto, si necesitarás de un médico. En la naturopatía te recomenarán cambios en tu dieta y te darán jugoterapia a base de piña, sandía fresca y manzana; en un tratamiento de acupuntura (que recomendamos ampliamente) tonificarán los canales del riñón y el triple calentador; en herbolaria recomendamos mucho el pelo de elote en combinación con la cáscara de la piña en una cocción… o también el palo azul.

08¡Tonificando tu riñón no sólo estarás más sana sino que tu fertilidad aumentará y conseguirás más rápido y fácil el embarazo deseado y tendrás más probabilidades de un parto natural!

 Limpia tu hígado y dale un descanso. El hígado es otro órgano que deberás revisar y cuidar ya que durante el embarazo tendrá mucho más trabajo que de costumbre pues normalmente se encarga de dirigir y limpiar los 5 litros de sangre que circulan por nuestro cuerpo. Durante el embarazo una mujer comenzará a producir mucha más sangre que de costumbre (además de hormonas y otras sustancias) logrando hasta 7.5 de sangre en nuestra circulación cotidiana para poder mantener la vida del bebé, por ello necesitamos que nuestro hígado esté descansado, limpio y tonificado pues de esta manera evitaremos problemas como toxemia o anemia.

La limpieza del hígado también dependerá de las recomendaciones de tu médico pero normalmente se pueden hacer infusiones de cola de caballo y otriga (un puño de hierbas en una taza de agua 2 veces al día); extractos de jugos verdes como pasto de trigo, cebada o apio (un caballito de tequila diario); en acupuntura se ayudará a desintoxicar y tonificar el hígado y vesícula biliar. Sobre todo, para ayudar al hígado, lo más importante será tu alimentación: evita grasas animales como manteca de cerdo; evita los lácteos o carnes con antibióticos y hormonas (sólo te quedaría la opción orgánica); deja de consumir tabaco, alcohol, drogas y medicamentos, tómate tus jugos e infusiones y ¡en sólo dos semanas sentirás la diferencia!

Fortalece tu sangre. Esto lo haremos a través de la alimentación, la mayoría de médicos recomiendan tomar “ferranina fólica” 3 meses antes del embarazo. Básicamente se trata de suplementos alimenticios a base de hierro y ácido fólico que serán esenciales para fortalecer tu sangre para evitar anemia por la gran demanda alimenticia que el bebé tendrá de tu sangre además de ayudar a fortalecer y desarrollar favorablemente su sistema nervioso. Sin embargo muchas mujeres no toleramos este tipo de vitaminas pues generan estreñimiento y náuseas (¡y eso que aún no estás embarazada!); para mujeres con este tipo de reacción a las vitaminas o para quienes desean solamente fuentes naturales de vitaminas recomendamos ampliamente el alga espirulina, estas algas puedes conseguirlas en tiendas naturistas ya sea en pastillas o en polvo (las dosis se indican en la caja del producto) y son ricas en clorofila, hierro, vitaminas, minerales, ácidos grasos esenciales, proteínas, ácidos nucleicos (ADN y ARN), etc. ¡Un súper alimento usado desde la antigüedad, antes de que exista la ferranina fólica!

il_fullxfull.319900486

 También es muy importante consumir Aceites esenciales ricos en Omega 3 que normalmente se encuentran de origen animal (aceites de pescadosazules como el atún) y en algunas fuentes vegetales como la linaza. Sus beneficios están relacionados con el desarrollo del cerebro, las médulas y nervios del cuerpo de la madre y por lo tanto, del bebé.Estos aceites los puedes encontrar en encuentran suplementos vitamínicos ya sean vegetarianos o animales,

En general, la nutrición será tu aliado principal no sólo en la preparación al embarazo sino durante todo el embarazo y lactancia, así que si tienes un poco de presupuesto, te recomendamos bastante entrar a algún curso o seminario de nutrición que te servirá no sólo para este momento sino para alimentar sanamente a tu hijo durante todo su crecimiento ¡por los próximos 20 años! ¿Sin duda una buena inversión no crees? Aquí te va el contacto de una muy buena maestra de nutrición, se llama Gabriela Rosales: www.verdeseralimentos.blogspot.com

Remedios hay muchos al igual que cuidados, lo importante será, como siempre, elegir bien a alguien que nos guíe en esto de manera más profunda. Si estás en este tránsito en tu vida, puedes escribirnos a info@yeztli.com, y con gusto te ayudaremos a encaminarte hacia alguna doula o partera cercana a ti que te acompañe en este hermoso proceso de hacerte cargo de tu pequeño, aunque aún no se materialice en este plano.

 

Licencia de Creative Commons
Blog Yeztli: gyn-ecología by yeztli.com está registrado en Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en yeztli.com.

Comenta aquí
Post Tags: