Gyn-ecología | Herbolaria en la cocina: remedios para vaginitis
11392
post-template-default,single,single-post,postid-11392,single-format-standard,mkd-core-1.1,ajax_fade,page_not_loaded,,burst child-child-ver-1.0.0,burst-ver-1.8.1, vertical_menu_with_scroll,transparent_content,blog_installed,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

intimas

Esta vez hablaremos sobre las infecciones vaginales, procesos físicos por de más molestos que solemos padecer de vez en cuando las mujeres. Este tipo de patologías se caracterizan por la penetración en nuestro cuerpo por parte de microorganismos originada en nuestro contacto con el medio ambiente, ya sea por influencia de climas como la humedad, relaciones sexuales, contacto con agua contaminada u otras.

Durante momentos de fuerte estrés, o diversas situaciones emocionales intensas que generan desarmonía en nuestra vida, nos hacemos más susceptibles a contraerlas porque nuestra energía se consume en mantener emociones como el enojo o la frustración latentes.

FACTORES EMOCIONALES RELACIONADOS: Christiane Northup indica que las infecciones vaginales están relacionadas con estrés emocional por sentir que “violan nuestros límites” o “toman demasiado de nosotras”. Esto puede suceder cuando estamos en un ambiente donde nos vacían emocionalmente, donde nos sentimos mal retribuidas o nos vemos abusadas en cualquier aspecto de nuestra vida, desde un mal pago por nuestro trabajo hasta infidelidad en nuestra pareja.

En esta edición de Mujerías hablaremos específicamente de los dos tipos de infecciones más comunes que afectan a miles de mujeres en todo el mundo, la cándida y la vaginitis.

candidiasis-genital-tratamiento

Infecciones por cándida o candidiasis. La cándida es una hongo que forma parte de nuestra microbiota intestinal y vaginal. La infección por cándida se debe a un crecimiento desmedido de este hongo que se da debido a un desequilibrio en este tipo de flora vaginal después de haber tomado o usado un tratamiento con antibióticos, de nadar mucho tiempo en albercas cloradas, tener una baja en el sistema de defensas del cuerpo o tener una dieta muy ácida.

La mucosa vaginal está habitada por microbiota propia en la que se encuentran diversos tipos de bacterias y hongos que pueden alcanzar proporciones superiores al grado de normalidad que les corresponde, generando una infección. Este equilibrio entre poblaciones bacterianas depende de diversos factores, especialmente la presencia de lactobacillus (bacilos de Döderlein) en número suficiente para controlar el desarrollo y proliferación de las especies patógenas mediante diversos mecanismos.

Su proliferación está estrechamente relacionada con los cuidados que damos a nuestra vagina y el pH que en ella tenemos.

Síntomas:

  • Es posible sentir ardor al orinar
  • Ardor
  • Flujo blanquecino con aspecto de leche cortada y que puede oler a levadura.
  • Es posible que se produzcan pequeñas úlceras vaginales.
  • Es posible observar pequeños sangrados
  • Si la infección se extiende a la vulva se observan enrojecimientos.Cuando tenemos este tipo de dolencia es importantísimo evitar las harinas, el gluten, el azúcar y cualquier tipo de alimento que alcalinice (endulce) nuestro pH.

Remedio en tu cocina: En este trastorno hay que actuar conforme a los siguientes pasos, tu pareja deberá acompañarte en el tratamiento. Necesitarás: orégano y yoghurt natural.

bigstockphoto_light_eating_-_yoghurt_742243Paso 1) Pon medio litro de agua a hervir y agrega dos puñados de hojas y flores de orégano, déjalo hervir durante 6 o 7 minutos. Haz una ducha vaginal diaria durante 7 días, puedes hacerlo antes de dormir o antes de bañarte. Para la ducha simplemente tienes que llenar una jeringa grande (sin aguja obviamente) y disparar las dos tazas de té dentro de tu vagina para lavarla. EVITA ESTE PASO SI ESTÁS EMBARAZADA.

Paso 2) Come medio vaso de yoghurt natural orgánico rico en probióticos durante 15 días y también aplica este tipo de yoghurt en la vagina con una jeringa hasta tocar el cervix. El yoghurt vía vaginal lo usarás después del 7o día de tratamiento con orégano (al terminar con las duchas de orégano). Si estás embarazada sólo utilizarás el yoghurt por 7 días. Esto la refresca eliminando la comezón y los probióticos (lactobacilos) del yoghurt ayudan a reestablecer la flora vaginal y calmar las molestias.

Paso 3) Deberás alimentarte con comidas libres de alimentos refinados, harinas y azúcares (incluidas las frutas) hasta que te sientas recuperada, sobre todo es importante aumentar los alimentos crudos (en jugos, ensaladas, extractos, licuados, etc) de origen vegetal orgánico en tu dieta, los jugos de verduras como el alfalfa, pasto de cebada, pasto de trigo y germinados de diversas semillas serán esenciales.

Si las molestias persisten es probable que la infección de cándida esté muy instalada en tu organismo, intestinos y colon, si es el caso, el remedio más adecuado es la Dieta Alcalina.

gardnerella-vaginalis-clue-cells-pap-smear-x10Infección por bacterias o vaginitis (vulvo-vaginitis).

En general, nuestro cuerpo está lleno de bacterias. En las zonas de mucosidades externas como pueden ser la boca, orejas, vagina, intestinos, etc. es donde mejor ambiente pueden encontrar y más rápido se desarrollan.

Las bacterias se desarrollan cuando hay calor en el cuerpo o el ambiente, multiplicándose y generando flujos amarillos que podremos notar fácilmente en nuestra ropa interior, además de que tendrán un olor semejante al pescado… Este tipo de flujo es muy diferente al que tendemos durante nuestra ovulación. Recuerda que para detectar este tipo de fluidos con mayor claridad nos apoyamos en la Guia de Fertilidad Consciente. Cuando las infecciones son fuertes podemos incluso tener fiebres, bochornos, sentirnos agobiadas y molestas emocionalmente.

Suelen ser muy difíciles de eliminar por completo debido a que, aunque se tomen antibióticos, en los tratamientos comunes no se cambia el ambiente que ha generado el problema. El pH se alcaliniza por ciertos hábitos en la alimentación (sobre todo el azúcar) o uso de duchas vaginales (normalmente debiera ser ácido menor a 4.5) y la presencia de espermas en la vagina, también los niveles de azúcar en la sangre y los factores emocionales afectan el pH y el sistema inmune.

Recuerda que es un trastorno debido a bacterias y será importantísimo eliminar el ambiente en el que se desarrollan. Tu pareja deberá limpiar su pene y tomar la misma dieta que tu al mismo tiempo. La limpieza de labios vaginales y vagina será de suma importancia. SI ESTÁS EMBARAZADA NO PODRÁS USAR ESTE REMEDIO.

El tratamiento que haremos para controlar la vaginitis será un poco más estricto que el de la cándida. Sin embargo también podremos usar nuestras hierbas de la cocina para esto. Sigue este tratamiento en 3 pasos:

Paso 1) Lo que necesitaremos para comenzar será: Tomillo, orégano, romero y aceite de coco.8794792-bouquet-garni--hierbas-frescas-incluyendo-albahaca-romero-perejil-menta-oregano-y-tomillo-sobre-fond

Vamos a poner a secar un puño de cada una de estas hierbas, una vez seco vamos a pulverizarlo y colarlo lo más fino que podamos. Este polvo será un preparado que te va a durar durante unos 15 días, que es lo que durará el tratamiento.

Ahora bien, este preparado vamos a vaciarlo en una taza de aceite de coco comestible, te recomendamos alguno orgánico. Déjalo reposar al sol durante dos días y luego debes dejarlo a la sombra. Agita la mezcla para que se revuelva y cuela el aceite en su estado líquido con una telita de manera que sólo tengas el aceite líquido que ya contiene las propiedades de las plantas, pero no sus fibras. Ese aceite puedes meterlo al refrigerador y se endurecerá, que es justo lo que queremos para preparar unos óvulos que usaremos todas las noches durante 15 días. Tu pareja también tendrá que usar el aceite en su pene y tratar de aplicarlo en el interior del orificio.

Paso 2) Lo que necesitaremos es vinagre de manzana y agua pura, limpia.

Los primeros 7 días del tratamiento haremos duchas vaginales de vinagre de manzana: en dos tazas de agua tibia agrega 4 cucharadas soperas de vinagre de manzana y viértela en una ducha vaginal para lograr enjuagar, suavemente, tu vagina. Recuerda que también puedes usar una jeringa grande ¡Sin aguja!

Paso 3) Alimentación: Se recomiendan los mismos cambios alimenticios que en la infección por cándida.

Esperamos que esta información pueda ayudarte a recuperar la salud de tu cuerpo y mente. Recuerda que tus dudas y comentarios sobre lo que escribimos son de suma importancia para nosotras, además de ser la inspiración para más artículos como este. Si los problemas persisten, siempre deberás consultar a tu médic@ de confianza.

En nuestro seminario de Gyn-ecología Activa podrás conocer remedios como estos y muchos más, te lo recomendamos ampliamente si gustas de cuidar de tu salud por medio de autocuidados y herbolaria.

Licencia de Creative Commons
Blog Yeztli: gyn-ecología by yeztli.com está registrado en Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en yeztli.com.

Comenta aquí