Gyn-ecología | ¿Cómo curar pezones lastimados?
11377
post-template-default,single,single-post,postid-11377,single-format-standard,mkd-core-1.1,ajax_fade,page_not_loaded,,burst child-child-ver-1.0.0,burst-ver-1.8.1, vertical_menu_with_scroll,transparent_content,blog_installed,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Primero, ¿Cómo se lastimaron los pezones?

 

Cuando una mujer comienza a amamantar después del parto puede desarrollar pequeñas grietas o heridas que pueden ser muy dolorosas, en especial cuando el bebé se alimenta. El principal motivo de las heridas en los pechos es debido al proceso de acoplamiento del bebé a la lactancia.

 

Durante los primeros días de lactancia el pezón no está acostumbrado a la constante succión del bebé. El proceso de acoplamiento implica malas posiciones de amantamiento, cambio de pH debido a la salida del calostro y leche sumado a la saliva del bebé, humedad en la zona, cambios de temperatura (cuando se llenan los ductos lactíferos se calientan), cambios en elasticidad de la piel (lleno,vacío) y otras complciaciones que puedan surgir.

 

La succión (vacío) generada por el bebé, además de estimular la producción de calostro y leche, estimula también toda la piel del pecho cercana al pezón. Las glándulas sebáceas y sudoríparas así como la circulación sanguínea de los capilares también son estimuladas generando cambios considerables en los líquidos orgánicos que circulan en la zona de succión. Estos cambios implican aumento de la temperatura (mayor irrigación sanguínea), descamamiento de la piel (por la fricción de la succión) y deshidratación en la zona lo cual genera las heridas o grietas de los primeros días.

 

Por otro lado el pH y química de la piel pasan de ser constantes a lo largo de mucho tiempo (al menos 9 meses) a estar en contacto con la saliva del bebé y el calostro (pH  7.45) en los primeros 3-4 días pasando por cambios hasta que la leche se madura a los 15 días aproximadamente (pH 6-7). Si la madre tiene en la piel un pH ácido habrá un cambio mayor de pH lo cual hará que se empeore la situación.

 

Durante el tiempo en el que se van estabilizando los componentes de la leche la piel se va preparando adaptándose a la nueva fricción y succión, fortalece y mejora. Cuando hay heridas o grietas posteriores a este tiempo generalmente tienen que ver con malas posturas durante el amamantamiento, o porque el pezón no está bien formado aún.

 

NOTA: La razón más común de esto es la succión del bebé, pero sucederá lo mismo si hay succión constante y durante periodos prolongados por ejemplo en juegos sexuales.

 

Para que no estar tan incómoda y adolorida cuando se presentan estas lastimadas, grietas o heridas en los pezones te  invitamos a preparar este delicioso Bálsamo para pezones lastimados.

 

Bálsamo para pezones lastimados.

 

Nada cura mejor que un masaje con amor a los senos. Los reafirma, descongestiona y libera de tensión. El aceite de mantequilla de coco funciona muy bien para esta receta por sus cualidades antibacterianas (para evitar infecciones). Para poder hacer un bálsamo necesita combinarse con un poco de cera de abeja ¡que también posee propiedades antibacterianas! Y para hacerlo glorioso, no puede faltar la manteca de Cacao, emoliente, deliciosa, humectante, rehidratante y que revitaliza la piel gracias al Magnesio y vitamina E que contiene de forma natural.

 

Instrucciones de preparación:

 

Pon a baño maría

  • 5gr de cera de abeja
  • 10gr de Manteca de cacao
  • 15gr de Mantequilla de Coco

 

Una vez derretida la mezcla, retírala del calor y agrega:

  • 10 gotas de AE Manzanilla (desinflamatorio, analgésico, sedante).
  • 5 gotas de AE Menta piperita (descongestionante, desinflamatorio).

 

Revuelve la mezcla y vacía en un tarro de boca ancha y deja enfriar hasta que solidifique por completo. El AE de Manzanilla es un calmante para la piel y el dolor, ayuda a regenerar la piel dañada y a cicatrizar. El AE de Menta piperita desinflama, descongestiona y refresca.

 

¿Y si no tengo todo eso?

 

Las hierbas las necesitas para esta receta :), si no las tienes las debes conseguir. Puedes hacer una cocción de manzanilla con menta, son fáciles de encontrar en mercados o tiendas de alimentos, puede ser que tengas té de en bolsas en tu alacena. En una taza de agua muy caliente agrega el equivalente a una cucharada de manzanilla y otra de menta, déjalo reposar 15 minutos bien tapado y cuela.

 

ADVERTENCIA:

  • Si hay señales de infección en la herida como pus o costras amarillas debes consultar a tu médico.
  • Uso tópico solamente, NO INGERIR el bálsamo.

 

PRECAUCIONES:

  • Debe dejar pasar 20 minutos después de haber aplicado el bálsamo para poder darle de mamar nuevamente al bebé.
  • No alimentar al bebé si no se a limpiado antes la zona con agua.

 

INDICACIONES DE USO:

  • Aplicar una pequeña cantidad de bálsamo en la zona afectada, dejar actuar durante 20 minutos para que la piel pueda absorberlo.
  • Se recomienda aplicar después de alimentar al bebé para permitir el tiempo requerido para la absorción de los principios activos.
  • Lavar la zona donde se aplicó el bálsamo antes de alimentar al bebé nuevamente.
  • Si elegiste la opción acuosa moja un trapito con el té y pon el trapo húmedo en la zona afectada. Manten la zona húmeda con el té durante 10 minutos y luego deja secar.
  • Aplicar 4 veces al día.

 

Receta de Anael Albarrán (para conseguir los ingredientes, contáctanos a info@yeztli.com o visita http://attar.com.mx).

 

Comenta aquí