¿Qué es la copa menstrual?

La copa menstrual es  conocida por  nombres como “copa de luna” o “la copita” entre otros. Es la opción más novedosa en contenedores menstruales en el mercado y cada día es más solicitada por las mujeres que saben decidir qué es lo mejor para ellas.

¿Cómo funcionan las copas menstruales?

“La copa menstrual es un recipiente que se inserta en la vagina durante la menstruación para depositar el flujo menstrual. A diferencia de los tampones, que también se usan internamente, la copa menstrual no absorbe la sangre; ésta queda contenida en el interior de la copa hasta que se extrae de la vagina y se desecha el líquido” (Definición tomada de Wikipedia.)

Hoy en día existen más de 20 marcas en el mercado, nosotras te ofrecemos en nuestra tienda las que se comercializan en México y latinoamérica.

Las copas menstruales en general cumplen con estas caracterísitcias:

1. Están hechas de materiales suaves, flexibles y lo más importante: de grado médico o quirúrgico. Esto quiere decir que ese material ha pasado diversos procesos de purificación hasta lograr el permiso de FDA (Food and Drugs administration) para permanecer implantados en el cuerpo durante varias horas o días. Estos materiales pueden ser: silicón o termoplástico.

2. Son cómodas y prácticas. No se siente su presencia si están bien acomodadas.

3. Son esterilizables. Al hervirlas en agua potable por 3 minutos quedan esterilizadas, lo cual las hace muy higiénicas y seguras.

4. Son reusables. Si, pueden reusarse hasta por 10 años si se les cuida bien (aunque nosotras recomendamos que sea por un máximo de 5 años). Simplemente las vacías, lavas y vuelves a usar.

5. Son ecológicas y económicas. Al no deshecharse ahorran cientos de toneladas de basura (lee este artículo para aprender más), además de que no gastas cada mes en toallas o tampones.

 ¿Cómo se usa la copa menstrual?

VIDEO

¿Quieres añadir una copa de luna a tu carrito? Elígela:

 ¿Tienes preguntas?

boton preguntas frecuentes2

Historia

“De acuerdo con la información del Museo de la Menstruación y de la Salud de la Mujer en los Estados Unidos, la copa menstrual se produjo industrialmente desde la década de 1930, aunque existen copas rudimentarias circulando desde 1867. La primera patente fue en 1932, la de L. J. Goddard.1 Le siguió la copa patentada por Leona Chalmers y diseñada en los Estados Unidos con el nombre Tass-ette; la idea era fabricarla en caucho vulcanizado.2 Hubo una venta y distribución significativa de las copas en esa década, a lo que siguió un largo silencio sobre el tema. Siguieron surgiendo patentes en 1935, 1937 y 19503 4

En 1950, poco después del final de la Segunda Guerra Mundial, las copas ya se fabricaban en los Estados Unidos, lo que se interrumpió en 1963 por no ser rentable, por falta de látex y porque no tenían éxito comercial debido a la opinión de las mujeres: les parecía que era demasiado grande, rígida y pesada, además de la cuestión cultural que implica la manipulación de los genitales y las secreciones vaginales.5

Desde 1987 se fabrica también, en los Estados Unidos, la copa de The Keeper, de látex. Fue el primer modelo producido en dos tamaños, uno de ellos para las mujeres más jóvenes y sin hijos. Se ha vuelto más popular debido a su resistencia y a que es reutilizable, lo que permite un gran ahorro económico a lo largo de los años; además, su antecesora, la copa Tassaway, había recibido buenas críticas de los médicos, que la consideraban muy segura, inocua y capaz de reducir la incidencia de infecciones genitales comúnmente asociadas al uso de absorbentes sanitarios (tanto desechable como reutilizable) y los tampones. La copa menstrual The Keeper, de látex, sigue en venta hoy en día.

En los últimos años, las copas menstruales se han hecho de materiales alternativos, por ejemplo de silicona médica, debido a las posibilidades de alergia generadas por el uso del látex. Existen muchas fábricas en la producción de copas, lo que permite una mayor libertad de elección de modelos, formatos, colores y precios y, por consiguiente, una mejor elección entre las usuarias.” (Wikipedia)